martes, 13 de diciembre de 2016

Guía diaria para acompañarnos en el camino



"Enseñar a un hombre inmaduro puede ser tremendamente perjudicial:


Había un hombre que tenía una hija muy fea y se la dio en matrimonio a un ciego, porque ningún otro la habría querido. Cuando un médico se ofreció a devolver la vista al marido ciego, el padre de la muchacha se opuso con todas sus fuerzas, pues temía que el hombre se divorciara de su hija.


Afirma Sa'di acerca de esta historia: «El marido de una mujer fea es mejor que siga ciego».


Anthony De Mello







***












"¿Cómo puede esta carne, que el Dios-hombre ha hecho portadora del Espíritu, participar en la Invocación del Nombre y en la oración del intelecto en el corazón? 


Para ayudar a tal participación, y como un apoyo a la concentración, los Hesicastas desarrollaron una «técnica física». 


Se dieron cuenta de que cada actividad física tiene repercusiones sobre el nivel físico y corporal; dependiendo de nuestro estado interior tenemos calor o frío, respiramos más deprisa o más despacio, el ritmo de los latidos de nuestro corazón se acelera o decelera, y así sucesivamente. 


A la inversa, cada alteración en nuestra condición física reacciona negativa o positivamente sobre nuestra actividad física.»


Kallistos Ware-El poder del Nombre


No hay comentarios:

Publicar un comentario